No te lo pierdas

En estos últimos casi dos meses, como casi todo el mundo en Madrid, he pasado (y sigo pasando) la mayor parte del tiempo en casa. Mucha gente dice que se aburre, pero a mí, en muchos momentos, me pasa lo contrario: tengo mucho más estrés de lo habitual.  No es solo por haber tenido que convertir todas mis clases presenciales a clases en línea, que me ha llevado muchísimo tiempo. También