Aprendiendo a aprender inglés

 

Entre los 13 y los 18 años viví y estudié en 4 países: Estados Unidos, Venezuela, Países Bajos y España.

Eso me llevó a:

  • Aprender inglés.
  • Aprender holandés.
  • Aprender a cambiar de acentos.

Aprendía todo rápido porque NO podía escapar.

Ni siquiera me lo planteaba; era una cuestión de SUPERVIVENCIA.

Puedes encontrar mi ebook en Amazon “200 frases bilingües. Learn them in 50 days”. 

Yo no elegí ir a ningún país; fueron simplemente mis circunstancias vitales las que me llevaron a recorrer el mundo: el trabajo de mi padre.

Los errores en mis aprendizajes eran frecuentes, pero el medio se encargaba de corregirme.

A los pre-adolescentes no se les escapa una y rápidamente me decían cuál era mi error; o se reían de mi acento, de las palabras raras que yo decía y ellos desconocían.

Todas estas experiencias me sirvieron para aprender muchas cosas.

Pongo ejemplos:

  • Aprendí que la perfección al imitar un acento, te camufla.

Me explico:

Si notan tu acento en cualquier idioma; la gran mayoría de la gente te bombardea a preguntas:

¿De dónde eres?

¿Por qué estás aquí?

¿Dónde vives?

Yo de pequeña era muy tímida y no me gustaba que me preguntaran nada, así que me dije:

“Cuánto mejor imites el acento local, más desapercibida pasarás.”

No siempre lo lograba, pero lo intentaba.

  • Aprendí que si te equivocas, aprendes más rápido porque no quieres volver a repetir el error.
  • Aprendí que si tienes que sobrevivir, toda enseñanza que te sirva para lograr ese objetivo se te grabará con fuego.
  • Aprendí que para la gran mayoría de las personas a tu alrededor, tus batallas con un idioma, o acento que no es el tuyo pasan desapercibidas y una pequeña minoría se identifica contigo por afinidad y te apoya.
  • Aprendí que tus mentores, profesores, instructores, maestros suponen la diferencia entre el éxito y el fracaso cuando estás empezando en un idioma.

Recuerdo una profesora estadounidense de español en mi colegio Estados Unidos que se quedaba conmigo una tarde por semana para corregir mi acento. Ella me enseñó la palabra: “girl”, que es muy difícil de pronunciar.

  • Aprendí que cada lengua que aprendes, te da una nueva vida pues cada idioma lleva aparejada una cultura, una forma de ser, unas costumbres. No todo es hablar, también es hacer.
  • Aprendí que puedes llorar, patalear, quejarte, despotricar contra otros idiomas y culturas para desahogarte; pero al final lo que realmente te alivia es la aceptación.
  • Aprendí que cuanto más ames una lengua y cultura, más rápidamente te harás con ella.
  • Aprendí que si quieres, puedes.

_________________

Clases geniales de inglés para empresas por videoconferencia. Escríbenos info@aprentias.com

Sígueme en Linkedin

¿Qué hacer cuando sientes de envidia de alguien que habla mucho mejor inglés que tú?

Hace unos días una alumna me comentó que había asistido a una reunión internacional de su empresa y que conoció a una mujer de nacionalidad china, cuyo inglés británico era excepcional.

Me dijo:”Sentí envidia”.

¿Te ha pasado algo similar? 

Es normal. 

Piensas: “Mira. Esa persona tiene, más o menos, mi misma edad, habla inglés como segunda lengua y, al contrario que yo, habla como un nativo.” 

A continuación sacas la conclusión de que eres un “zoquete”, que no aprenderás bien inglés en la vida.

Pero ¿es verdad que “esa persona cuyo inglés envidias” ha tenido las mismas circunstancias que tú respecto al aprendizaje del idioma?

Te contesto yo: No. En un 99% de los casos, no ha sido así. 

La verdad es que esa persona que habla inglés como segunda lengua como un nativo, ha estado en una de estas tres situaciones:

  1. Nació en un país angloparlante.
  2. Emigró a un país angloparlante a corta edad (antes de la pubertad, o en casos menos frecuentes, antes de entrar en la veintena).
  3. Empezó a estudiar inglés en su país de origen a muy corta edad con profesores nativos. (El caso de mi hijo). Frecuentemente, además, ha estado estudiando inglés, o parte de la carrera en otros países angloparlantes.

 

Hay un cuarto supuesto, pero es tan infrecuente que no lo menciono arriba.

Se trata del caso de las personas especialmente dotadas para los idiomas extranjeros. Un políglota. Aprenden de una manera muy acelerada prácticamente cualquier idioma. Pero, deben ser el 0,001% de la población.  

¿Te encuentras tú en alguno de los supuestos de arriba? ¿No? 

Pues entonces, tener envidia no tiene sentido porque “a circunstancias diferentes”, problemas diferentes.

Entonces ¿qué hacer?

Piensa en las circunstancias que te han llevado a no hablar inglés con fluidez y dales la vuelta así:

  • Estudiaste inglés con libros de gramática leyendo. 

¿Cómo arreglarlo? 

Deja los libros y empieza a escuchar audios en inglés y hablar inglés con nativos. NO leas, escucha, habla, repite en voz alta hasta que te salga bien.

  • Le dedicas un par de horas al mes, o prácticamente ninguna. 

¿Cómo arreglarlo? 

Hazte una planificación diaria y pon, al menos, media hora de inglés al día: escuchar, aprender vocabulario.

  • Te aprendiste los verbos irregulares hace 25 años con un listado de 3 columnas y los repites en español tal como suenan en español.

¿Cómo arreglarlo? 

Tómatelo en serio de una vez por todas y empieza a aprender bien los verbos en frases y diferentes tiempos, HABLANDO. 

Para este fin lo mejor es tener un profesor y practicar con él. También puedes probar con la IA.

Recuerda: los verbos son la columna vertebral de un idioma. Sin ella, no podrás nunca hablar fluidamente.

  • Cada vez que dices algo en inglés parece que hablas español con deje inglés. 

¿Cómo arreglarlo?

Presta atención a los sonidos del inglés. 

Fíjate cómo habla español un angloparlante cuando tiene mucho acento. Da mucha importancia a la consonante, y poco a las vocales; al revés que el español.

  • Lo tomas, lo dejas, lo tomas, lo dejas. 

¿Cómo arreglarlo?

Sé constante de una vez por todas.  Hazlo parte de tu vida. Es algo así como hacer deporte. No se acaba en un mes; por tanto, la mejor estrategia es incorporarlo en tu rutina diaria. 

Unos minutos de escuchar inglés en el desayuno, cuando sales a correr, cuando limpias tu habitación, cuando cocinas. No te olvides de apuntar las palabras aprendidas en frases y repasarlas.

  • Te desanimas.

¿Cómo arreglarlo?

Desanimarse es normal porque aprender inglés no es una tarea fácil. 

Pero, al igual que cuando sigues una dieta; o hacer deporte, o estás empeñado en lograr una meta; tienes que pensar que “piano, piano, va lontano”.

Finalmente decirte que en ningún caso eres un “zoquete”. 

Lo único que te ha ocurrido es que no tuviste la oportunidad de aprender inglés con el método correcto. Pero eso tiene arreglo; te lo aseguro.

_________________

Clases geniales de inglés para empresas por videoconferencia. Escríbenos info@aprentias.com

 

Sígueme en Linkedin

4 Consejos de pronunciación súper sencillos

Hace ya algún tiempo un alumno me comentó que había ido a Estados Unidos de vacaciones y se le ocurrió pedir un yogur en la recepción del hotel en Nueva York.

No hubo forma de que le entendiesen.

Actualmente, esto no sería un problema porque simplemente con enseñar un yogurt en el móvil el problema estaría resuelto.

Pero hay situaciones donde no puedes tirar de móvil.

Puedes encontrar mi ebook en Amazon “200 frases bilingües. Learn them in 50 days”. 

En este contexto, es importante saber que hay problemas de pronunciación que son irrelevantes porque la gente te entiende.

Pero, hay otros que son muy relevantes porque la gente no te entiende.

Por ejemplo, con la palabra “yogurt”

¿Cómo pueden no entenderte con una palabra tan sencilla?

Por el sonido de la “y”.

Si la pronuncias como en español, a un angloparlante le suena: “jogurt”

Y cómo no sabe lo que es un “jogurt”, no te entiende.

Debes decir algo así como: iogert

La “y” en inglés suena “i”.

Igual ocurre con: yes (ies), yesterday (iesterdei), young (iang).

Siempre “i”, nunca “y”.

Aquí van los otros 3 consejos:

1. La combinación de “ea” NO siempre suena “i”, así que ????.

Por ejemplo:

“Steak” = Filete… se dice: “steik”. (No “stick” que significa “palo”). Lo mismo ocurre con “spread” = esparcir  que suena “spred”.

2. “Ate” que es el pasado de “eat”= comer,  no suena como se escribe.

Suena “eit” igual que el número 8.

3. Te van a entender, pero queda mucho mejor decir: “prodakshion” que “production” (con “u”).

Igual ocurre con “construction”, que suena “konstraktion”.

Sígueme en Linkedin.